SABADO | 30 | 11 | 2002 | VALENCIA |

 

 

SHANGAY LILY | ESCRITORA

 

"La sociedad castiga al que es diferente"

 

 La escritora publica su novela posmoderna, "Machistófeles", segunda parte de una trilogía sobre los problemas de los homosexuales y las mujeres

 

C.AIMEUR  VALENCIA

Acaba de publicar la segunda novela de su trilogía sobre la sociedad contemporánea. Y lo ha hecho al mismo tiempo que su personaje mediático va desapareciendo, dando cancha al de narrador, al de intelectual preocupado por la forma en la que la sociedad aliena al individuo.

-¿Qué es "Machistófeles"?

-Es una novela que pertenece a una supersaga feminista. Esta actitud (la de ser feminista) es algo que mucha gente no entiende o no quiere entender. No soy mujer ni quiero ser mujer, pero no entiendo como la gente no se da cuenta de cómo nos afectan los problemas que tienen las mujeres.

-¿Sigue existiendo el machismo?

-Los mecanismos de sometimiento se han convertido en sofisticadísimos. Las propias víctimas se han convertido en verdugos. Yo no hablo de hombres y mujeres, hablo de personas femeninas y masculinas. En estos momentos, las personas que más daño hacen a las mujeres son aquellas mujeres que son machistas. En el fondo seguimos viviendo en una sociedad patriarcal.

-¿Usted cree?

-El machismo, verlo todo desde el punto de vista del hombre, es algo que nos lo meten culturalmente desde que nacemos. Hasta yo puedo llegar a ser machista.

-¿Y que grado de culpa tienen los hombres?

-Los hombre ahora se están redefiniendo. Andan perdidos, pero el que quiere puede adaptarse a la nueva realidad.

-¿Viva la diferencia?

-Siempre digo que ser diferente es un don, es ser extraordinario.Yo no quiero ser normal. La gangrena del movimiento gay es que reproducen los defectos del machismo, que no quieren llamar la atención. Cada persona es única e inigualable. es bastante lamentable que la gente quiera pasar desapercibida.

-Pero no debe ser fácil. Seguro que hay gente que no le escucha por el simple hecho de que viste como una mujer.

-Es duro y dificil porque esta sociedad está programada para castigar al que es distinto, premia la mediocridad y castiga lo extraordinario, lo que es diferente... Pero estoy convencida de que es el mejor camino para hacer que la gente se dé cuenta de las cosas.

-Su libro es un hijo de nuestro tiempo, con un lenguaje muy moderno y referencias constantes a internet. ¿No teme que el paso de los años le haga quedar desfasado?

-No creo. Las nuevas tecnologías siguen siendo muy nuevas; por ejemplo, mi página web es pionera. pero además lo que me define es que quiero describir una época, mi época, quiero retratar mi tiempo.

-He visto en ella cosas que me recuerdan a Douglas Coupland.

-La narrativa española peca de arcaicismo, de encorsetamiento, de que teman que la tilden de mala si no tiene muchas subordinadas. Me gusta la narrativa americana por su agilidad. Hay cosas que es imposible explicarlas usando los canones tradicionales.

 

Shangay Lily, en Valencia, poco después de la entrevista. / JAVIER PEIRÓ

 

 

EL PERSONAJE

Shangay Lily está considerada la primera drag queen que llega a España. Era principios de los noventa.

Fundó el Shangay Tea Dance, primera fiesta de temática gay.

Colaboró en el nacimiento del Shangay Express, primera revista gratuita dirigida al público homosexual español.

Participó en la película Boca a Boca, junto a Aitana Sánchez-Gijón y Javier Bardem.

Su nombre es Enrique

PERFIL

Nació en Uterolandia (¿?) en 1963. No cree en naciones "ni tribus". Ha escrito los ensayos Hombres y otros animales de compañía, Mari, ¿me pasas el poppers? y la novela Escuela de glamour, esta forma parte de la "Trilogía de la huida: deconstrucción de la realidad homosexual desde una perspectiva neo-feminista".

VÍNCULOS

Los Días de C-9

Para Shangay Lily la Comunidad Valenciana es una región que le trae buena suerte. Así, recuerda que fue en Canal9 donde comenzó su andadura mediática participando en el programa que Terelu Campos presentaba los lunes por la noche. "Valencia es una tierra que conozco y quiero mucho", dice. A pesar del buen recuerdo que guarda de su experiencia en TVV no parece muy predispuesta(o) a volver a las ondas hertzianas.